In LSD Veritas -

Benvinguts al meu racó.


Sé tu propia luz.

domingo, 17 de septiembre de 2017

Sobre el Independentismo catalán.

El independentismo catalán no ha sido un movimiento creado a partir de las clases populares en sí (y más si tenemos en cuenta los antecedendes de éste durante estos últimos años), sino más bien un movimiento impulsado desde los partidos políticos y la burguesía afines a la creación de un nuevo Estado catalán y del aparato de propaganda y sus medios de comunicación, promoviendo y dando apoyo a este proyecto.
Por lo tanto es un error pensar que un séctor del pueblo catalán (el que quiere la indepedencia, por motivos esencialmente materiales; la mayoría de lo que se denomina como "clase media" y una parte del séctor más desfavorecido por la crisis económica del 2008 ) haya sido el principal creador de esta inciativa. Cuando en realidad los verdaderos artífices han sido los partidos políticos y la burguesía catalana, los que han arrastrado a sus bases y a una parte de la población (en la inmensa mayoría despolitizada) a posicionarse a favor de la independencia, sin tener en cuenta entre otras cuestiones lo que va a significar y las consecuencias que va a conllevar la creación de un nuevo Estado catalán.

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Comentario al artículo "El señuelo de la RBU: cómplice necesario para el remate del neoliberalismo"

Artículo pobre en lo sustancial, sólo tiene el acierto de señalar que la RBU es un engaño, por lo demás proclama un tecno-estatismo socialista que no difiere en esencia del neoliberalismo que pretende contrarrestar. Una oda al trabajo asalariado.
Se sabe que en el sistema capitalista el crecimiento sostenible es una entelequia. Y que el crecimiento de unos significa la pobreza y miseria de los otros debido a la usurpación de los recuros naturales y la creación de guerras para este mismo fin. No puede haber igualdad en el terreno material donde reina la injusticia, el robo y la corrupcción sistémica a nivel mundial.


lunes, 11 de septiembre de 2017

Los Diggers (Winstanley - 1976 - Subtítulos en Castellano)




Los Cavadores o Diggers eran una facción cristiana que luchó en la guerra civil inglesa y fue fundada en 1649 por Gerrard Winstanley. En un principio se hicieron llamar "Verdaderos Niveladores" (True Levellers), por contraposición a los Levellers o Niveladores. Contexto Su nombre se explica por su creencia en el comunalismo religioso, siguiendo los Hechos de los Apóstoles recogidos en la Biblia. Intentaron reformar el orden social que existía por un estilo de vida estrictamente agrario negando la aplicación de la Enclosure Act organizándose alrededor de pequeñas comunidades rurales. El movimiento de los Diggers se apagó hacia 1652 debido a la destrucción de sus colonias por los terratenientes locales. Tanto los Niveladores como los Cavadores surgen al ganar Cromwell, son las primeras ideas republicanas surgidas del ejército de Cromwell. Los cavadores provienen de clases bajas y proponen una sociedad igualitaria en todos los sentidos sobre todo en la propiedad.

George Woodcock (1912-1995), historiador, escritor, ensayista y crítico literario anarquista y autor de la entrada "Anarchism" en The Enciclopedia of Philosophy (1967), obra editada Paul Edwards (1923-2004) filósofo austriaco-americano, fijan los antecedentes modernos del Anarquismo en la experiencia de los Diggers o Real Levelleres ingleses. Su criterio para apoyar dicha conclusión es el estudio de la praxis político social del grupo rebelde de la Revolución Inglesa que, aparte de todo, no usó el concepto anarhkia para referirse a sus posturas.

sábado, 9 de septiembre de 2017

Propiedad privada y dominación.

Con la aparición de la propiedad privada se instauró y fomentó (junto con posterior la creación de los Estados) la acumulación como forma de dominio y explotación. La propiedad privada fundó el crecimiento y el progreso del ser humano con la explotación de los recursos naturales para su posterior comercialización, lo que dio origen a la especulación de los bienes y mercancias para generar beneficos económicos en forma de dinero y Capital.
La acumulación de Capital fomentó la explotación del hombre por el hombre a través del trabajo asalariado, lo que también supuso su dominio en todas las esferas, tanto en la económica como en la social. La asimilación del ser humano por el sistema de dominación Capitalista en la actuadlidad no pudo darse antes sin la aparación -en un principio- de la propiedad privada y de las instituciones que iban a salvagurdarla

miércoles, 30 de agosto de 2017

Civilización y crisis.

La civilización moderna ha creado un desequilibrio abismal entre la esfera material y espiritual del ser humano, el fomento de la riqueza material en base a la acumulación de bienes y dinero por parte del Capitalismo ha supuesto una degradación espiritual nunca vista antes entre los individuos que integran la sociedad.
La muerte espiritual debe ser recompensada con la imposición del entretenimiento y los narcóticos pseudo-espirituales que ofrece el sistema a través de su aparato de propaganda como; la política, la filosofía y la religión entre otras doctrinas que sirven para mantener anestesiados y pusilánimes a la clase gobernada, en la cual los integrantes de ésta no participan ni deciden ninguno de los aspectos más fundamentales de sus vidas.

La paulatina pauperización de la sociedad en general provocoda por la crisis económica del 2007 con la reducción del poder adquisitivo y de los salarios en general y la exclusión social de una parte de la sociedad en forma de desempleados no ha generado ninguna respuesta del público debido al delegacionismo despositado en las instituciones del Estado y a la miseria espiritual en la que se desenvuelve las relaciones de los individuos.

Es significativo que sólo el 15-M, un movimiento que se fue disolviendo al no tener unas bases sólidas, fuera absorbido por los 4 listillos de turno que supieron aprovechar el desencanto y descontento de una parte de la joventud para reconducirlos por la vía parlamentaria, de manera que el movimiento se estancara y paralizara en favor de la política oficial, no oponiendo resistencia alguna ante los abusos, desmanes y corrupción en general del sistema de dominación Capìtalista que fagocita sistematicamente la vida de sus súbditos

lunes, 28 de agosto de 2017

Propaganda y violencia.

El trasvase de una parte de la agresividad y la violencia del medio real al virtual a través de internet sirve al Poder como válvula de escape para reducir la presión a la que se ve sometida principalmente la clase gobernada, en esta coyuntura la libertad de expesión del individuo puede canalizarse como opinión pública influenciada por los medios de comunicación de masas o dependiendo de las fuentes de información por medios alternativos que suelen dar una visión principalmente opuesta o contradictoria a los medios oficales.
La propaganda o el monopolio de la misma como información domina a la sociedad. Los canales independientes y hasta cierto punto autónomos de la influencia de la propaganda masiva de los medios de comunicación quedan mermados por los medios alternativos que luchan con los oficiales por la audiencia. La información queda reducida a simple propaganda para poder manipular a la sociedad en una guerra por el control y el dominio de aquella.
Bajo esta guerra por la propaganda, los individuos también participamos de algún modo y en cierta medida según nuestro posicionamiento o criterio ante un hecho o cuestión que induzca al conflicto, de manera que nos vemos inmersos en una lucha constante por el monopolio de la propaganda que canaliza el odio y la violencia de la clase gobernada que desea liberarse del yugo de la clase gobernante pero que no puede al caer en la trampa de la propaganda como medio de manipulación.

domingo, 27 de agosto de 2017

Poder y desobediencia.

El poder como forma especifica de dominio tiene origen en nuestros antepasados, es decir, antes de la aparición del Estado ya existía como tal. Significa que no es un fenómeno que se haya dado con la aparición de ninguna institución concreta, no pertenece al desarrollo adquirido durante la historia de la civilización cultural humana propiamente dicha, sino a una causa hereditaria como especie que fundó la voluntad de poder en la dominación sobre el otro para someterlo. El Yo se forja y fortalece en el Poder. Para disolver el Poder debe disolverse antes el Yo, causa primera del Poder y la violencia.

La desobediencia se opone a la violencia en tanto en cuanto ésta tiene como fin el poder y aquella su renuncia. Son por lo tanto conceptos antagónicos que se repelen, el poder funda la violencia y la negación del poder "el No" funda la desobediencia, aunque en algunas ocasiones "el No" pueda implicar violencia (como defensa propia), sin embargo, estos casos se contemplan en pocas ocasiones porque suelen ser la excepción que confirma esta regla.





miércoles, 23 de agosto de 2017

No existen hechos, solo interpretaciones . Nietzsche

La afirmación de Nietzsche; “No existen hechos, solo interpretaciones” enmascara y camufla la realidad, si no hay hechos obejtivos no puede haber verdad.
Las interpretaciones de los hechos son formas subjetivas de la verdad que pueden contener falsedades que mezcladas con la verdad se transforman en mentiras.
La subjetividad o la objetividad dependerá en todo caso del observador del hecho que narrará un acontecimiento, no una interpretación hecha por él del suceso.



martes, 22 de agosto de 2017

Clase política, burguesa y obrera.



La cara amable del sistema de dominación, los políticos y los partidos (mediadores entre el Capital y la clase obrera de base) que dicen velar por los intereses de sus ciudadanos o súbditos, protagonizan la comedía que les corresponde para afianzarse en el poder y simular la protección de la población ante los posibles desmanes y abusos de los capitalistas, de manera que la defensa de los intereses de la clase trabajadora queda reducida por los intereses de la clase política que está cada vez en mayor medida al servicio de la clase burguesa que es la que ostenta los medios de producción y por lo tanto la fuerza productiva que ponen en funcionamiento el mercado y que rige el sistema de dominación capitalista.

En este contexto el hombre político es el hombre económico, el que pone a su disposición su fuerza de trabajo para venderla en el mercado laboral y de este modo se vaya fortaleciendo cada más el sistema de dominación.

No puede haber un clase política que regule la economía entre la clase burguesa y la obrera porque aquella queda sometida a la competitividad del mercado internacional de los capitalistas. De manera que la clase política está a merced de la clase burguesa y la clase obrera al servicio de la clase política y burguesa para poder competir con las otras clases internacionales en el mercado global.

La meritocracia se circunscribe dentro de los mejores tecnócratas, economistas y altos funcionarios al servicio del Capital para aumentar la producción y la acumulación de mercancías y dinero, para este menester necesita de mano de obra barata y de este modo competir en el mercado internacional, rebajando los salarios y aumentado las horas de trabajo de los obreros de base y fomentando la competitividad entre ellos.

La agresividad y la violencia que fomenta el sistema para extraer el mayor rendimiento entre sus súbditos queda reafirmada por la productividad de la fuerza productiva de mercancías y bienes que pone en funcionamiento el Capital privado y las normas y leyes que lo amparan bajo el consentimiento de la clase política que debe defender sus intereses para competir en el mercado nacional e internacional al servicio del máximo consumo mundial entre la sociedad.

lunes, 21 de agosto de 2017

La sociedad de la paranoia es la sociedad del terror.

Ruido para al-arma(r)
                   
                                                               Miedos de manipulación
                               
                                                              Estrategias terroristas.
                                                               
                                         
Hasta que la sociedad no se de cuenta de que vive en una dictadura no entenderá ni el funcionamiento del sistema ni el por qué suceden los principales acontecimientos de vital importancia que les afectan en sus vidas.

domingo, 20 de agosto de 2017

Humanismo y anarquismo - Camillo Berneri



El movimiento Giustizia e Libertà ha puesto en circulación una palabra que no es nueva ni insólita entre los cultos, pero que ha suscitado sonrisas de desprecio y sugerido ironías fáciles entre los jefecillos de la emigración antifascista. Esta palabra, Humanismo, se entiende en un sentido más amplio que el significado que se le atribuye generalmente de regreso filosófico y literario a la Antigüedad. Humanismo es una palabra que resume el espíritu del Renacimiento y significa, además y sobre todo, el culto al hombre entendido como base de toda concepción estética, ética y sociológica. El humanismo se define, sustancialmente, por la célebre fórmula de Terencio: Homo sum, humani nihil a me alienum puto, es decir, “soy hombre, y pienso que nada humano me es ajeno”. Sólo será humanista quien vea en cada hombre el hombre. El industrial codicioso que en el obrero sólo ve un obrero, el economista que en el productor sólo ve al productor, el político que en el ciudadano sólo ve al elector, son tipos humanos que están lejos de una concepción humanista de la vida social. Igualmente lejos de esta concepción están los revolucionarios que en el plano de clase reproducen las generalizaciones arbitrarias que en el campo nacionalista se denominan xenofobia.
El revolucionario humanista es consciente de la función evolutiva del proletariado, está con el proletariado porque es una clase oprimida, explotada y envilecida, pero no cae en la ingenuidad populista de atribuir al proletariado todas las virtudes y a la burguesía todos los vicios, e incluye a la misma burguesía en su sueño de emancipación humana. Piotr Kropotkin decía: “Trabajando para abolir la división entre amos y esclavos, trabajamos en favor de la felicidad de unos y otros, de la felicidad de la humanidad”. La emancipación social arranca al niño pobre de la calle y arranca al niño acomodado de su vida de florecilla silvestre, arranca al joven proletario del embrutecimiento de un trabajo excesivo y arranca al señorito de la molicie ociosa y del aburrimiento corruptor, arranca a la mujer del pueblo del envejecimiento precoz y de la fecundidad conejuna y arranca a la dama de las fantasías obsesivas que tienen su vivero en el ocio y desembocan en el adulterio o en el suicidio. Cada clase tiene su propia patología porque cada ambiente social tiene sus propios gérmenes corruptores. Víctima de la falta de atenciones maternas es el paria precozmente caído en la delincuencia, y víctima del hipócrita servilismo y de las comodidades excesivas es el hijo de papá que cree que todo le está permitido: desde la seducción de la modista hasta el cheque falso. El ladronzuelo y el empresario en bancarrota, la prostituta y la señora estrangulada por el danseur mondain son sólo aspectos de un único mal, son sólo varias disonancias de una única falta de armonía social. ¡Que la multitud proletaria grite “¡a muerte!” contra el burgués homicida, y que lo apruebe y la incite L’Humanité! Pero, ¡nosotros no! Nosotros no, nunca. Deterministas y humanistas defenderemos a la multitud de los huelguistas que quieren linchar al patrón, al esquirol, al gendarme; la defenderemos en nombre de los dolores que ha sufrido, de las humillaciones que ha padecido, de la legitimidad de sus derechos conculcados, del significado moral que encierra esa cólera, de la advertencia social que ese episodio aprisiona; pero si ese mismo burgués mata, dominado por la obsesión de los celos, trastornado por un impulso de desprecio, no seremos nosotros quienes nos ensañemos con él sólo porque ha nacido y crecido en un palacio en vez de en una casucha. Explicaremos cuán corruptora es la vida burguesa, denunciaremos el peso deformante de los prejuicios propios de la burguesía, procesaremos, en definitiva, a la burguesía y no al burgués individual. La filosofía de la página de sucesos, en la que exceden los periodistas de los periódicos democráticos, está insuficientemente desarrollada en la prensa de vanguardia precisamente porque no se quiere salir de la estrechez de miras clasista que consiste en encarnizarse con el burgués, el militar, el cura, etcétera, olvidando al hombre. ¡Qué educativa sería una filosofía social de la página de sucesos!
He aquí a un cura arrestado por delitos sexuales. El anticlericalismo grosero se arroja sobre el cura. La casuística judicial y los libros sobre mitomanía impondrían la justicia de la cautela. ¿Es culpable? Pues claro que lo es, puesto que este escándalo es utilísimo para la laicidad de la escuela, para echar a las congregaciones religiosas, para el... libre pensamiento. Masones, socialistas, comunistas se arrojan contra el infame, contra el clericucho sátiro, contra el cura cerdo, como los antisemitas se arrojaron durante siglos contra los judíos acusados de rituales infanticidas: sin una prueba, sin un indicio serio, con el frenesí de querer golpear con fuerza al enemigo. Y los anarquistas generalmente corean. Por el contrario, nos correspondería, admitida la culpabilidad del cura, explicar sus causas: del celibato a la homosexualidad latente, cuando no manifiesta, del seminario. Y habría que ir más allá, logrando explicar el determinismo hormonal de la conducta sexual, determinismo hoy evidente para cualquiera que no sea un completo ignorante en biología.
La crónica de sucesos debería convertirse, iluminada por la crítica social, elaborada por el determinismo científico, en uno de los principales argumentos de la prensa de vanguardia.
He aquí un suceso: en una calle de Varsovia una muchacha se desmaya después de una hemorragia pulmonar. Un agente de policía la socorre, llama a un taxi y ordena al conductor que conduzca a la enferma al hospital. El conductor se niega, a causa de la sangre que mancharía su coche. La multitud que se congrega se solidariza con el conductor. El policía está desolado y exclamando “El mundo es demasiado malo” se pega un tiro en la cabeza. Llega otro policía. Al ponerle al corriente de lo que ha sucedido también él se pega un tiro en la cabeza.
Un policía es socialmente un perro guardián, pero puede ser un hombre mejor que un taxista, tal vez sindicado. Malatesta, perseguido por los policías de medio mundo durante casi toda su vida, no sólo lo sabía, sino que lo decía y lo escribía. En un mitin público se volvió hacia los carabineros de servicio para decirles unas palabras humanas. Paolo Valera se lo reprochó. Malatesta respondió al ataque, en Volontà de Ancona, y escribió entre otras cosas: “En todo hombre hay siempre algo humano que en circunstancias favorables puede ser evocado útilmente para vencer los instintos y la educación brutales. Todo hombre, por degradado que esté, incluso un feroz asesino o un vil instrumento de la policía, tiene siempre alguien al que ama, algo que le conmueve. Todo hombre tiene su cuerda sensible: el problema es descubrirla y hacerla vibrar”.
En un artículo en Umanità Nova (14 de marzo de 1922), sin dejar de afirmar que la obra general de los carabineros no es menos dañina que la de los delincuentes, Malatesta escribía: “Los carabineros y los guardias reales son, las más de las veces, unos pobres desgraciados víctimas de las circunstancias, más dignos de piedad que de odio y de desprecio, y es probable que personalmente sean mejores los peores de los fascistas”.
Algunos compañeros que no conocieron personalmente a Malatesta, o que incluso habiéndole tratado no captaron su personalidad moral, creen que hacía ciertas distinciones por oportunidad política. Esto es un desconocimiento del humanismo malatestiano. Hombre que odiaba el orden estatal burgués, revolucionario no sólo de pensamiento sino también de acción, Malatesta no habría dudado en hacer saltar, de haberlo considerado necesario y haber podido hacerlo, todos los cuarteles de carabineros y todas las comisarías de Italia. Pero sabía que entre los carabineros y entre los guardias reales había pobres diablos empujados por la necesidad, carentes de educación política, pero no peores de ánimo que la media de los hombres. En el tribunal de Milán, después de la lectura de la sentencia que le absolvía, Malatesta se retiraba entre los carabineros, cuando uno de ellos se le acercó conmovido y diciéndole: “¿Me permite que le abrace?”, le echó los brazos al cuello. ¿Qué hombre rechazaría semejante gesto viendo tan sólo el uniforme y la función y no el corazón turbado y abierto, aunque sólo fuera por un momento, a un ideal de libertad y justicia?
Malatesta fue siempre profundamente humano, incluso para con los policías que lo vigilaban. Una noche fría y lluviosa, en Ancona, sabía que un agente estaba en la puerta, empapándose y con los dientes castañeteando para cumplir con su deber. Acostarse complacido de saber que el sabueso lo estaba pasando mal habría sido natural, pero no para Malatesta, que salió a la puerta e invitó al agente para que entrara, se calentara un poco y bebiera un poco de café.
Pasaron los años, muchos años. Una mañana, en la plaza de la Signoria, en Florencia, Malatesta recibió un “buenos días, señor Enrico” por parte de un viejo guardia municipal. Dotado de una memoria férrea tanto para las fisonomías como para los nombres, Malatesta quedó estupefacto al no reconocer a aquel tipo. Le preguntó quién era y el otro le respondió: “Han pasado tantos años. Se acuerda de aquella noche que yo estaba ante su puerta...”. Era aquel agente que conservaba en su corazón el recuerdo de aquella amabilidad como se conserva entre las páginas de un libro la flor cogida un día soleado por la alegría de vivir. Malatesta, al contar aquel encuentro, tenía una sonrisa de dulce complacencia, esa misma sonrisa con la que Gori rechazaba la insistente oferta de llevarle la maleta, cargada de planchas de proyección, por parte de los policías que, en el curso de sus tournées de conferencias, le esperaban en la estación.
El policía sinceramente amable es el lobo de Gubbio que ofrece la pata. Es el bello milagro de la Idea que niega la utilidad y la dignidad de la función social del policía y del carabinero, pero que habla al hombre que hay en ellos. Una tarde dulce, aún dolido por las palizas que me dieron los gendarmes luxemburgueses, le explicaba a un joven gendarme qué quieren los anarquistas. Me escuchó con interés y, después de haber reflexionado, suspiró: “Es una buena idea. ¡Pero harán falta al menos cincuenta años para conseguirla!”. Es preciso tener los ojos azules de un niño y una sonrisa dulcísima como la que él tenía para ver elevarse la blanca ciudad bajo un sol que resplandecerá tan rápido. ¡Cincuenta años! Y le parecían muchos, mientras que a ciertos anarquistas los milenios les parecen un cálculo optimista. Yo le estuve agradecido de haber compensado la brutalidad de aquellos colegas suyos que se habían ensañado conmigo, esposado, y que con aquella fragante paz de los campos y bajo aquella violácea ternura del cielo, pudiese creer más que nunca en el hombre, y, al creer en el hombre, creer también en la Anarquía, cuya posibilidad histórica deriva de encontrarnos entre hombres que, sin tener nuestras teorías en su cabeza, están próximos a nosotros con el corazón y son desde hoy ciudadanos posibles de la ciudad del mañana.
Exiliada en Londres, a Louise Michel le gustaba ver la benévola obra de persuasión de un policeman que intentaba hacer volver a su casa a un borracho, como le gustaba sentirse en familia en los ambientes aristocráticos ingleses, en los que tenía “la impresión de la honradez humana persistente no obstante los malditos estorbos”, como le gustaba, en el museo Tussaud, detenerse ante la efigie en cera de la reina Victoria por la serena bondad que emanaba de ella. Cuando Kropotkin, en sus maravillosas memorias, habla de la familia imperial, lo hace como un hombre que ha conocido la influencia de la educación principesca y la vida en la corte y sabe que aquella influencia es tan determinante como la de la choza o la hostería. Afable y pródigo hacia los mendigos londinenses, Kropotkin es indulgente con los príncipes porque su inteligente bondad comprende a unos y otros, piadosa con el paria y justa con el poderoso, víctimas en el espíritu. ¿Quién habría sospechado al republicano y al ateo en el archiduque Rodolfo de Ausburgo? ¿Podía Liccheni imaginar que la emperatriz Elisabeth profetizaba la caída de todos los tronos y no era más que una madame Bovary que amaba a Heine, ayudaba a escondidas a Wagner y estaba sofocada en la corte por el peso de la etiqueta que le impedía incluso abrir ella sola una ventana, pasear en el parque de Lainz, acariciar a los niños de los pueblerinos y campesinos, dar una vuelta por las calles de Viena, ir de compras como solía hacer en Múnich, moza y libre? Paria Luccheni, esclava la emperatriz, como iba a ser esclavo su hijo Rodolfo hasta que con el suicidio se liberara del peso de una vida protocolaria demasiado angosta para su amplio espíritu. Incluso los emperadores y el rey, que desde la cuna al trono y de éste a la tumba están rodeados de adulaciones y de genuflexiones, por lo tanto, conducidos a considerarse deidades, presentan, —salvo los locos, criminales y haraganes—, un lado apreciable y simpático. Francisco José, convulsivo, presuntuoso, violento, terco, árido y duro tenía muy desarrollado el sentido del deber, que para él consistía en ejercer en serio como emperador. Enfermo de pulmonía fue a la estación a esperar la llegada de un archiduque ruso porque era época en la que existía cierta tensión en las relaciones entre Viena y Petrogrado, y temía que su ausencia fuese mal interpretada. Viejo y enfermo, siguió hasta su muerte, a pesar del insomnio y las fiebres altísimas, levantándose a las cinco de la mañana para sentarse en su mesa de trabajo y permanecer ahí todo el día a pesar de los consejos y los ruegos de sus familiares. La tarde de su último día, su ayudante de campo, al ver que no lograba ya levantar la mano derecha y acercarla a la pluma, le obligó a acostarse. El vejestorio protestaba: “Tengo mucho que hacer, todavía he de trabajar”. Y expiró en la noche.
En una sociedad bien organizada, en vez de ser un káiser ahorcador habría sido un empleado modelo. En una sociedad como la que queremos nosotros, Maximiliano de Austria en vez de ir a conquistar México habría sido explorador, porque tenía la estofa del viajero poeta y no la del sojuzgador de los pueblos.
Nunca conseguiré ver a la humanidad en el casillero romántico-demagógico de la propaganda vulgarmente subversiva que tiene en Italia una de sus más típicas expresiones en las caricaturas de Scalarini. Todos los oficiales escalarinescos eran unos petimetres con monóculo, con bigotes y hocico de hiena. Todos los burgueses escalarinescos eran porcinos con uñas tigrescas y sobrecargados de oros y diamantes. El demagogo de la caricatura ha cambiado de dueño, como casi todos los demagogos de la oratoria mitinera. Los Podrecca y los Notari de la pornografía anticlerical acabaron ejerciendo de meapilas; los que plantaban la bandera en el estercolero y la escupían acabaron como imperialistas; los que se comían vivos a los carabineros (de palabra, se entiende), acabaron como prefectos de policía. Y, sin embargo, aún hay en el púlpito subversivo algunos fanfarrones que intelectual y moralmente no valen más que los tránsfugas.
A mis diecisiete años, el general Morra di Lavriano, el del estado de sitio en Sicilia, me parecía una bestia feroz. Al hablar o escribir sobre él no habría vacilado en parangonarle a Gallifet, que fue en realidad un criminal. Ahora no podría hacerlo, porque me vendría a la mente un recuerdo: el de una lápida que él hizo poner en un pozo que fue la tumba de una pareja suicida. Se trataba de campesinos aún mozos, que se suicidaron por un amor contrariado. El general hizo tapiar el pozo, quiso que se plantaran sauces y un rosal y dictó la inscripción, que era una pequeña obra maestra de síntesis y de poesía. El general de los tribunales-cartuchera me sorprendía, como me habían sorprendido algunos famosos inquisidores capaces de besar al leproso, tiernos con los huérfanos, los prisioneros o el pueblo. ¡Cuánto puede sobre el hombre la superstición religiosa o política! ¡Y qué fácil es confundir la ferocidad y la fe absoluta y decidida, el hábito de la violencia y las circunstancias del momento con el corazón!
Si soy optimista es porque no creo en la bestia humana. Creo que en todas las almas, incluso en la más tenebrosa, hay un poco de calor escondido. Y creo también que en todos los círculos sociales hay algunas cualidades específicas, por lo que el progreso humano será el resultado de la fusión de las clases al igual que el universalismo será el resultado de la fusión de los pueblos y de las razas.
Geoffroy Saint-Hilaire decía: “¡Qué curioso! Cuando el señor Cuvier y yo paseábamos por la galería de los monos, él veía mil monos, pero yo sólo veía uno”.
Cuando se ve el militar, el cura, el burgués, etc., no se ve al hombre, que es infinitamente variopinto en todas las categorías sociales, tan variopinto que constituye categorías que son humanas y no de clase o de círculo.
El anarquismo ha sido elaborado teóricamente por pensadores de origen social diferente. Bakunin, Kropotkin, Cafiero, Cherkesov, Tarrida del Mármol, fueron proscritos de la aristocracia, Malatesta, Fabbri, Galleani, Landauer, Mühsam fueron proscritos de la burguesía; otros teóricos, desde Proudhon a Rocker, surgieron del proletariado.
A pesar de esta variedad de orígenes sociales, el anarquismo se ha afianzado clara y constantemente en todos los países como corriente socialista y como movimiento proletario. Pero el humanismo se ha afianzado en el anarquismo como la preocupación individualista de garantizar el desarrollo de la personalidad y como inclusión, en el sueño de la emancipación social, de todas las clases, de todos los círculos, es decir, de toda la humanidad. Todos los hombres tienen necesidad de ser redimidos de los otros y de sí mismos. El proletariado ha sido, es y será más que nunca el autor histórico de esta emancipación universal. Pero lo será aún más si no se deja extraviar por la demagogia que le adora pero desconfía de él, que le llama Dios para tratarlo como una oveja, que le coloca en la cabeza coronas de cartón-piedra y le halaga pérfidamente para conservar o conquistar un dominio sobre él.
Dictadura del proletariado: fórmula tan equívoca como el pueblo soberano. La voz del proletariado no es vox Dei ni ladrido de perro, sino voz de hombres, multicorde y discordante como toda voz de la colectividad humana.
El genio popular no es ni un demiurgo ni un caos, sino un gran río que se desborda y aquí destruye y allá fertiliza, y tiende a regresar demasiado pronto a su antiguo cauce.
La revolución no es una oligarquía de estatuas solemnes en una plaza fangosa, sino la épica belleza de heroísmos colectivos, mareas bajas de vileza colectiva, rebabas feroces de delitos de la multitud, construcciones de un orden nuevo en las que las elites tienen la escuadra y el compás y las multitudes aportan los materiales, los brazos y la experiencia artesana.
Ninguna dictadura ni del cerebro sobre los callos, ni de los callos sobre el cerebro, porque cada hombre tiene un cerebro y el pensamiento no está en los callos. El que golpea con el pico contra el privilegio es el hombre de la revolución. El que participa en la solución de los problemas de la producción y del intercambio con seguridad y destreza, con madurada experiencia y con honrado estado de ánimo, es el hombre de la revolución. El que expresa con claridad su pensamiento sin buscar aplausos y sin temer la cólera es el hombre de la revolución.
El enemigo del pueblo es el politicastro, el charlatán que exalta al proletariado para convertirse en su mosca cojonera, que exalta los callos ajenos para evitar los propios, que denuncia como contrarrevolucionario a todo aquel que no esté dispuesto a seguir la corriente popular en sus errores y en los desarrollos tácticos del jacobinismo.
Dictadura del proletariado es concepto y fórmula de imperialismo clasista, equívoca y absurda. El proletariado debe desaparecer, no gobernar. El proletariado es proletariado porque desde la cuna a la tumba está bajo el peso de la pertenencia a la clase más pobre, menos instruida, menos susceptible de emancipación individual, menos influyente en la vida política, más expuesta a la vejez y a la muerte precoz, etc. Redimido de estas injusticias sociales, el proletariado cesa de ser una clase en sí, porque todas las demás clases han sido despojadas de sus privilegios. ¿Qué queda al desaparecer las clases? Persisten las categorías humanas: inteligentes y estúpidos, cultos y semicultos, sanos y enfermos, honrados y deshonestos, buenos y malos, etcétera.
El problema social dejará de ser un problema de clase para convertirse en un problema humano. Entonces la libertad estará en marcha y la justicia se habrá concretado ya en sus principales categorías. La revolución social, clasista en su génesis, es humanista en sus procesos evolutivos. El que no entiende esta verdad es un idiota. El que la niega es un aspirante a dictador.
Publicado en L’Adunata dei refrattari, Nueva York, 22 y 29 de agosto de 1936. Traducción de Josep Torrell.
               Fuente: http://www.portaloaca.com/pensamiento-libertario/textos-sobre-anarquismo/9463-humanismo-y-anarquismo-camillo-berneri.html

jueves, 17 de agosto de 2017

Desobediencia, violencia y propaganda.

La desobediencia no implica violencia, por lo tanto es una forma de opisición contra la injusticia y el poder que impera en la sociedad actual y va más allá de la lucha o guerra entendida como forma de combate ante el enemigo. En este contexto la negación del rebelde o revolucionario contra el statu-quo es la solución sin violencia contra la dominación.

La máxima del revolucionario no es la fuerza sino la desobediencia.


La diferencia de un estado de guerra convencional donde la gente se mata directamente y el estado de guerra actual, es que en el primero las personas mueren fisicamente y en el segundo las personas mueren espiritualmente.
La guerra ha sido y es una estado permanente (en mayor o menor medida) durante la historia de la humanidad, unas de forma abierta y otras de forma larvada.

Interioarización del pensamiento y conducta a través de la propaganda capitalista; consiste en hacer ver un hecho irracional, nocivo y destructivo en un hecho normal, racional y creativo.
La vida es una lucha = la vida es una guerra. Utilizar el eufemismo lucha en vez de guerra ya denota hipocresía. Nos auto-complacemos y en cierta medida nos sentimos orgullosos de nuestra supervivencia y no nos damos cuenta de que en el camino muere mucha gente por esta misma causa.

Cuando no hay conciencia debido a la imposición de una dictadura con el consentimiento de la gran mayoría de poco sirve la libertad de expresión.

La sociedad de los propietarios se convirtió en la sociedad de los burgueses, y la sociedad de los burgueses en la sociedad de los capitalistas.

lunes, 14 de agosto de 2017

Recopilación de breves textos antiautoritarios y anticapitalistas sobre el sistema de dominación

  Dominación y lucha.


             Matar o ser matado, esa es la ley que impera en la sociedad de la dominación.



La lógica de explotación y dominación capitalista fomenta la violencia como recurso para la extorsión del más débil. Se impone el darwinismo social como sistema en el que los individuos se ven obligados a usar la fuerza para competir.
La lucha por la supervivencia o para la vida (en la que se adoctrina al niño desde la infancia) es un eufemismo para prepararse y poder aniquilar al prójimo en una guerra abstracta en la que quedan fuera de la sociedad los más inadaptados, los más débiles y los más rebeldes.


La interiorización del discurso y la conducta del sistema de dominación a través de la propaganda capitalista no sólo conlleva a la violencia y agresividad con un mismo o a la culpabilización de la víctima por su fracaso, sino a la competitividad con el prójimo -antes compañero- en la lucha de clases (promulgada entre otros por Marx).

La lucha de clases se ha transformado en una lucha por la supervivencia, la doctrina de Hobbes; "el hombre es un lobo para el hombre" ha suplantado a la doctrina de Marx, en la que el obrero de base tenía como primer y en ocasiones (según diferentes interpretaciones de la doctrina marxista) como único enemigo al burgués o patrón que lo explotaba en la fábrica o en el campo sin contar con el Estado (agente mediador de los conflictos entre obreros y burgueses pero también explotador y actor principal en la dominación de la clase obrera y campesina de base).

Leer artículos: https://goo.gl/15Woin




Propaganda.

Las disputas generadas por el aparato de propaganda capitalista entre patriarcado-feminismo, taurinos-antitaurinos, carnivoros-vegetarianos aún siendo relevantes en cierta medida, suponen una oportunista cortina de humo y desvio del centro de atención -cuando la élite de poder ve peligrar sus intereses- de los temas más trascendentes y vitales para el individuo y la sociedad como la auto-gestión de la vida, la libertad en toda su dimensión y la democracia directa entre otras cuestiones.

Los intereses del Estado no son los intereses de la sociedad toda sino los de una parte de ella (cada vez más reducida), a saber, la de los políticos, altos funcionarios, empresarios, banqueros, aristócratas, nobleza, alto clero y de todo aquel grupo secreto o discreto que esté a su favor.

viernes, 11 de agosto de 2017

Dominación y lucha.

              Matar o ser matado, esa es la ley que impera en la sociedad de la dominación.



La lógica de explotación y dominación capitalista fomenta la violencia como recurso para la extorsión del más débil. Se impone el darwinismo social como sistema en el que los individuos se ven obligados a usar la fuerza para competir.
La lucha por la supervivencia o para la vida (en la que se adoctrina al niño desde la infancia) es un eufemismo para prepararse y poder aniquilar al prójimo en una guerra abstracta en la que quedan fuera de la sociedad los más inadaptados, los más débiles y los más rebeldes.

La interiorización del discurso y la conducta del sistema de dominación a través de la propaganda capitalista no sólo conlleva a la violencia y agresividad con un mismo o a la culpabilización de la víctima por su fracaso, sino a la competitividad con el prójimo -antes compañero- en la lucha de clases (promulgada entre otros por Marx).
La lucha de clases se ha transformado en una lucha por la supervivencia, la doctrina de Hobbes; "el hombre es un lobo para el hombre" ha suplantado a la doctrina de Marx, en la que el obrero de base tenía como primer y en ocasiónes (según diferentes intepretaciones de la doctrina marxista) como único enemigo al burgués o patrón que lo explotaba en la fábrica o en el campo sin contar con el Estado (agente mediador de los conflictos entre obreros y burgueses pero también explotador y actor principipal en la dominación de la clase obrea y campesina de base).

jueves, 10 de agosto de 2017

Las etiquetas son el sistema.

Las etiquetas o sub-etiquetas son componentes ideológicos que dividen a la sociedad, sin embargo, el problema surge cuando una etiqueta ideológica deviene una relidad concreta y totalitaria como lo es el Capitalismo (sistema de dominación que aglutina todas las sub-etiquetas que orbitan alrededor de ella, a veces con mayor o menor oposición y dependiendo de las circusntancias en las que se halle la disidencia), apoyada por una inmesa mayoría (demofascismo).
Las ideologías son doctrinas autoritarias basadas en escritos de un autor o varios autores que las hacen finalmente inamovibles, los diferentes ismos son movimientos circulares que conducen siempre a un misma posición, es un movimiento que no puede abrir ninguna vía altenativa de las que previamente han promulgado sus autores.
Todo cuerpo doctrinario que esté basado en una ideología concreta sucumbirá finalmente al autoritarismo. Las relaciones sociales no deben ser impuestas por un sistema ideológico concreto, sino que éstas deben crear el sistema que mejor se adapte a los individuos en cada momento de sus vidas.
Para que se pueda realizar la organización social óptima el individuo debe estar totalmente libre de doctrinas e ideologías impuestas o auto-impuestas y debe formular en base a su criterio la acción que garantice su bienestar y el de sus prójimos.

miércoles, 9 de agosto de 2017

Justicia.

El sentido de la Justicia debe ser democrático y no autoritario, por lo tanto las leyes no pueden estar sujetas por una élite de poder que las dicta y las impone a su antojo como mecanismo de control y organización social, sino por la sociedad anónima que procura el bien de la comunidad.
No pueden haber leyes estáticas en una sociedad democrática porque el sentido de la Justicia variará según la comunidad que las dicta. El sentido de la Justicia debe ser aprehendido por el individuo sin necesidad de ningún tipo de adoctrinamiento, la base de la Justicia es la conciencia que se percibe constantemente con la observación de la realidad.

sábado, 5 de agosto de 2017

Nosotros los monos (Edmund Valladares, 1971)

Nosotros los monos es una película filmada en colores en Argentina dirigida por Edmund Valladares según su propio guion que se estrenó el 28 de octubre de 1971 y que tuvo como protagonistas a Lautaro Murúa, Luis Medina Castro y Horacio Accavallo.Colaboraron en la investigación para el filme Alicia Scaglioni y en la fotografía documental Aldo Sessa, Miguel Monte y Carlos Batalla.

El filme fue enviado al Festival Internacional de Cine de Berlín por el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales, concurrió como invitado especial al IX Festival Internacional de Cine de Panamá, fue exhibido y premiado en la XVII Semana Internacional del Cine de Valladolid, España, participó como invitado especial por la crítica en el Festival de Cartagena, Colombia y fue invitado a la muestra de Karlovy Vari, a las Primera Jornadas de cine cultural de cronistas cinematográficos y a las Primeras Jornadas Argentinas de Psiquiatría y Cine.

Fueron filmadas escenas de exteriores en Santiago del Estero y La Pampa e incluye fragmentos de peleas extraídos de noticieros.





viernes, 4 de agosto de 2017

Conciencia y pensamiento.

El motor del universo es la conciencia, la que crea vida constantemente y la que da sentido a la existencia.
Cuando el observador es lo observado surge la conciencia.

La conciencia es percibida por el pensamiento y no al contrario. La desconexión entre la conciencia y el pensamiento provoca conflictos cuando hay un exceso de éste. El desequilibrio entre la conciencia y el pensamiento surge por ejemplo cuando el Yo quiere imponerse mediante alguna estrategia o táctica a su oponente o prójimo. La voluntad de poder fortalece al Yo mediante el pensamiento para someter al prójimo.
En este contexto la conciencia queda anulada por el pensamiento al no haber equilibrio entre estas dos esferas espirituales. La guerra está servida cuando se produce esta desconexión entre los hombres, no hay remedio sin una previa armonía espiritual en el individuo. El Yo debe estar en constante atención para percibir la conciencia y de este modo hacer que el pensamiento no apage u obnubile aquella sin ningún tipo de hipocresía ni cinismo que enmascare el espíritu del individuo.

domingo, 30 de julio de 2017

Seguridad y conciencia.

La seguridad que proporciona la acumulación de dinero y Capital (en todas sus formas) es una ilusión, la imprevisibilidad de la vida no puede ser completamente cubierta por necesidades materiales y espirituales externas. La "seguridad" si se puede entender de alguna manera diferente, invoca antes bien a potencias internas del individuo como la confianza y el amor a uno mismo y al prójimo. La seguridad absoluta no existe.

El miedo es producto de la ausencia de amor. El amor es producto de la conciencia. Y la conciencia es producto de libertad.

La conciencia más que pensamiento es sentimiento.

El miedo a no ser nadie (o al anonimato) es lo que nos hace obedecer.

Obedecer, es otra forma de morir.

Cuando el observador es lo observado surge la conciencia.

miércoles, 26 de julio de 2017

Lucha de clases y poder.

La división de la sociedad en clases no impele sólo a la acumulación de riquezas en forma de dinero y Capital, sino que es producto también de la concentración de poder que deriva del Capital cultural, político y religioso para poder influenciar a la sociedad, es decir, en última instancia manipularla y someterla a los designios e intereses particulares de la élite de poder que detenta también este último Capital.

Antes de la lucha de clases proclamada por Marx y que se ha transformado en una guerra de todos contra todos ya existían clases dominantes en el Estado, la nueva división social instarauda por el cambio de gobierno a través de las revoluciones, añadió una nueva clase en la lucha por el poder. La burguesía sirvió para implantar un nuevo modelo social y económico (Capitalismo) que fragmentó mucho más a la sociedad y de paso logró camuflar el verdadero poder que gobernó y gobierna en la sombra desviando el centro de atención a través de la propaganda.

martes, 25 de julio de 2017

Los ludditas eran republicanos.

Según Julius Van Daal, autor del libro "La cólera de Ludd", los ludditas se opusieron a la monarquía y a sus formas tiránicas de gobierno con la imposición de máquinas que degradaban el trabajo (ya asalariado) y condenaban a muchos trabajadores a la pobreza y misera, sin embargo estaban de acuerdo en una forma de gobierno republicana que fuese justa con los obreros.

domingo, 23 de julio de 2017

La guerra de todos contra todos.

Como no se debería tolerar lo intolerable tampoco se tendría que justificar lo injustificable, ahí radica el peligro del pensamiento.

El Yo se fortalece con el pensamiento, sólo cuando ve peligrar su existencia y ésta no depende exclusivamente de aquel sino que también puede depender de otros, se diluye. Cuando las cosas vuelven a la normalidad, el otro se convierte en enemigo y empieza la competencia y la lucha por dominar o anular al adversario, es decir, cuando la vida se convierte en una guerra permanente por la supervivencia. el individuo más adapatado a la sociedad de la dominación tiene que empezar a elaborar tácticas y estrategias que garanticen una posición más o menos cómoda en el campo de batalla del mundo.

Sobre la propaganda.

Como la miseria moral no es consustancial con la abundancia material, existe un antagonismo que deforma la realidad hasta tal punto que la verdad queda camuflada por la mentira, confundiendo los hechos con la ficción (interpretaciones) para manipular y controlar a la sociedad en general a partir de la creencia en el monopolio de la información que detenta y ejerce con total impunidad la élite de poder.

jueves, 20 de julio de 2017

Sobre la obediencia.

                    La conciencia es a la libertad lo que la vida a la seguridad. 
                    La vida es a la guerra lo que la conciencia a la resistencia.

El dilema de la sumisión que se debate entre la vida y la conciencia, atañe en última instancia a ésta última. No puede haber conciencia sin vida, sin embargo puede haber vida sin conciencia, pero entonces aquella pierde su sentido.. La obediencia es un fenómeno espiritual que atañe a la voluntad del individuo y no a las circunstancias como podría parecer. Es preferible atentar en primer lugar contra la conciencia o la voluntad del individuo para quien desea detentar el poder y después contra la vida si aquella no se puede someter. La conciencia es la antítesis de la obediencia

Sobre el relativismo.

El relativismo es la peor forma de auto-engaño que pueda haber, perpetúa la dominación mediante el constante cambio de discurso y por lo tanto de conducta para adaptarse al sistema.

El Ravero - Niño de Elche + Los Voluble

miércoles, 19 de julio de 2017

Un apunte sobre la lucha de clases.

Que existan clases no significa que tenga que haber lucha de clases como en el pasado, lo que hay hoy sólo es una lucha por la supervivencia donde la clase obrera y burguesa con sus distintos niveles y estratificaciones pugnan y compiten entre sí mismas para no desparecer del mercado y quedar fuera del sistema.

En este contexto los intereses de la clase obrera y burguesa se superponen y tienen que ponerse de acuerdo y conciliarse en todo lo posible para poder sobrevivir como un equipo en competencia permanente con otras empresas del Capital privado que luchan por hacerse un lugar en el mercado mundial. Las clase obrera (en mayor medida) y la burguesa (en menor medida) supuestamente antagónicas entre sí quedan diluidas, es decir, no se reconocen como tales por la competitividad del mercado mundial y atrapadas en el marasmo de la guerra por el poder.

domingo, 16 de julio de 2017

Conciencia o vida.

Las circunstancias o la vida no sólo están determinadas por la voluntad propia del individuo, sino también por la de los demás.
Nuestra vida depende en cierta medida de la sociedad que invoca la seguridad de la supervivencia en base a las condicones materiales de la existencia social como acumulación de dinero y Capital, la seguridad es concebida como acumulación. En estas circunstancias se impone la competitividad como fuerza motriz del sistema, excluyendo a los más inadaptados e incompetentes.
La conciencia individual se ve superada por las condiciones materiales que impone la sociedad, de manera que si la vida determina la conciencia, aquella vulnera el principio fundamental y básico de libertad que surge de ésta. En última instancia, la tesitura de elegir entre conciencia o vida queda reducida a la supervivencia, por lo que se impone una forma de coexistencia social predeterminada antes bien por factores externos que internos en esencia, quedando la conciencia supeditada a la seguridad antes que a libertad.
La libertad del individuo o de su voluntad depende tanto de sus capacidades para poder sobrevivir de forma autónoma como también de la sociedad que acepta su trabajo como un bien que pueda servir a la comunidad. La sociedad determinará en última instancia si el trabajo de un individuo es beneficioso o perjudicial para ésta ya sea para "bien" o para "mal" dependiendo del modelo cultural, político y económico que adquiera el sistema social en el que vive el individuo.

William Blake- "Jerusalén"



"Entonces los hijos de Urizén abandonaron la carreta y el rastrillo,
Y el telar,
El martillo y el buril, la regla y el compás.
Forjaron la espada en los montes Cheviot,
Y el carro de guerra y el hacha,
La trompeta que resuena en mortiferas batallas
Y la flauta de verano de Annendale.
Y todas las artes de la vida las transformaron en artes de la muerte.
Se despreció el reloj de arena, pues su sencilla tarea
Se asemajeba a la tarea del labrador, y la rueda hidraúlica,
Que alimentaba de agua las cisternas, fue hecha pedazos y arrojada al fuego,

Pues su labor se asemejaba a la de los pastores.
Y para reemplazarlos se inventaron complicados engranajes,
Rueda contra rueda,
A fin de atolondrar a la juventud con su cadencia y encadenar al trabajo,

Noche y día a las miríadas de la eternidad, para que, penosa tarea,
Lijen y pulan el latón y el hierro hora tras hora,
Mantenidas en la ignorancia de su uso, y para que pasen
Sus días de cordura
Penando duramente por un magro pedazo de pan,
Y que, en su ignorancia, no perciban  sino una pequeña porción
Y crean verlo todo,
Teniendo tal cosa por evidente por estar ciegos a las reglas más simples de la vida."

(Urizén): En la cosmogonía imaginada por Blake, Urizén es una divinidad enemiga de la belleza, del genio poético y de la imaginación, y simboliza la razón abstracta y el despotismo de la leyes.


La FAGC y La Esperanza CNT Pedrera

viernes, 14 de julio de 2017

Els fets de Fígols.

Que proclamen el anarquismo como un sistema utópico constata la interiorización de la dominación y la explotación como normalidad, y el engaño como base para sustentar la irracionalidad en la que se constituye la ideología capitalista como única realidad convivencial.

Vidas privadas, vidas desencantadas.

Sociedad anónima o sociedad autoritaria.



martes, 11 de julio de 2017

"La revuelta permanente" - Baltasar Porcel.

                        Memorias de Joan Ferrer sobre el movimiento libertario y la Guerra Civil




"Interesa sobre las elecciones de 1936 puntualizar el silencio de la FAI. En las anteriores había dicho "No votar". En el 36, calla. Lo cual podía interpretarse como una adhesión implicita a un posible Gobierno políticamente avanzado. Obraron así para poder sacar a los presos que teníamos en la cárcel. o porque su anterior consigna pudo favorecer a la derecha. Bien. Pero todo esto era circusntancial; en cambio es inmutable la concepción ideológica. Gente comprometida de la FAI volvió la espalda a sus convicciones, a la esencia del anarquismo, por pequeñas conveniencias del momento.

Yo pensé mucho en todo ello y no voté. Jamás lo he hecho, repito. Pese a este apoyo, en nuestros ambientes existía una clara prevención contra el Gobierno de la izquierda republicana. Como en el 31, creían haber ganado de nuevo la República. Se engañaban.

Quizá el único en tener una visión clara era Largo Caballero, que no participaba de la alegría de un Prieto o un Besteiro. Largo pensaba, que visto el mapa mundial, estudiada la situación interior, las elecciones no arreglarían gran cosa, y que había que ir a la revolución. Es decir, si había siempre el peligro del militarismo, la derecha y la Banca, que gobernaban o influían sobre la izquierda, pues había que armar al pueblo y vencer al militarismo.

En eso Largo Caballero coincidia con la Confederación. No establecimos ningún pacto, pero sí una colaboración franca, una corriente de simpatía. Continuaba aquella premisa de los Hermanos Proletarios de Asturias.
.........
Con la guerra es ya imposible la formación ideológica del militante cenetista. Nuestra gente se mete en cargos militares, civiles y ministeriales. La política y el autoritarismo, militar y marxista, se mezclan con el incipiente libertarismo. Hay héroes, sí, personas capaces de todos los sacrificios. Pero el nuevo país confederal se aleja...

La República fue un fracaso. Nosotros nos movíamos en el ambiente del obrero industrial. Pero en el campo fue lo mismo. El Gobierno hipotecaba las tierras de los grandes terratenientes, yermas o dedicdas a la cría de toros, y las destinaba al campesino según su volumen familiar. Le hacía empréstitos. Si en seguida tenía que pagar contribución, al propietario tenía que comenzar a indemnizarlo a partir de los cinco años. Es decir: duante el quinquenio incial era deudor del Gobierno, y si conseguía saldar esta deuda, cosa difícil, se encontraba luego con la del terrateniente.

Pero todo esto no llegó a sustanciarse siquiera. No hubo tiempo. Ni ganas. Además, todo el mundo sabe que una tierra virgen al principio ser tratada, aplanda, arada. Mucho trabajo y ningún rendimiento. No, la Reforma Agraria fue otro nadar entre dos aguas.

Y las 44 horas semanales ya las habíamos ganado. Incluso había oficios que estaban en las 42. Y el sábado no trabajabamos. La legislación laboral de la República, como en su tiempo la de Dato, vino a formalizar situaciones de hecho ganadas a pulso por el obrero.

Mientros los unos se preparaban para subvertir el ordén público y nosotros el ordén social de España, la CNT inaugura el primero de mayor de 1936 su Congreso Confederal en Zaragoza. Desde nuestro punto de vista, se trara de un debate prerrevolucionario. Con este motivo, Peiró vuelve a la organización.

Allí, en lugar de plantearnos, como en otros congresos, problemas de reivindicaciones parciales, se hicieron una propuestas eminentemente constructivas en el sentido de provocar la implantación de un nuevo estado social. Y después, partiendo del supuesto de un triunfo, preparar la sucesión del régimen burgués declarando la moralidad anarquista, a la vez que adaptándola a la manera de ser y vivir de la sociedad del momento."

domingo, 9 de julio de 2017

La ascensión.

Compañeros, hay que ascender la montaña hasta la cumbre, no podemos quedarnos a mitad de camino y tirar la toalla tomando posiciones acomodaticias para preservar nuestra seguridad en la supervivencia. Si no llegamos hasta la cumbre durante nuestro recorrrido, otro compañero cojera el relevo, y si él llega hasta la cima se podrá dar por satisfecho, el viaje de la vida habrá valido la pena y de este modo tendrá sentido.

sábado, 8 de julio de 2017

Estatismo y tecnología.

El fetichismo por la tecnología constituye una forma de vida alienante en la cual el individuo se sumerge en el encapsulamiento de la vida privada. Que lo sustrae de la realidad en la que vive para que pueda evadirse de los conflictos y problemas que derivan de la guerra permanente que genera el sistema capitalista.

Cuando la sociedad empiece a ser sincera, el sistema capitalista se desmonorará.


El Estatismo (o el Capitalismo en su forma actualizada) como religión se aceptó a partir de la creencia en el crecimiento, el desarrollo y la modernización de las condiciones de vida de la sociedad, no obstante, el precio que pagarón nuestros antepasados y que estamos pagando nosotros en toda su dimensión social, de las que han derivado las guerras más destructivas por el control de los recursos naturales y la concentración de riqueza y que han provocado la mayor miseria ética y material (corrupción y engaños) debido a la industrialización y a la técnica desarrollada e implantada durante el siglo XX para contrarrestar la supuesta pobreza y el atraso de las sociedad rural ha sido y está siendo muy caro en general; destrucción y contaminación para el posterior control de la Naturaleza, control del ser humano a partir de la tecnología, guerras de rapiña, conflictos sociales, terrorismo, caos, confusión, manipulación de los medios de comunicación masivos, miedo y temor en todas sus manifestaciones como sentimiento de sometimiento a un poder "invisible" que escapa a nuestro entendimiento.

viernes, 7 de julio de 2017

Cable Vision Generations - Gregory Gutenko

In 1974 J. J. Murphy created the minimalist/structuralist film-work Print Generation (https://commarts.wisc.edu/people/jjmurphy). Cable Vision Generations adapts (or hijacks) Murphy's innovative memory-disassembling process/experience to the medium of analog videotape.
The original version of Cable Vision Generations is composed of 100 generational steps (dubs) and runs for 67 minutes. This "short attention span" edited version has 24 steps which are representative of the original's structure. 
The first step (of cable channel 'surfings') is a 95th generation dub. At midpoint of this sequence of channel "loops" the first generation of the channel rotation. The last step/sequence is a 100th generation dub. Every dubbed loop was copied through a digital time base corrector, otherwise the video signal would simply have lost sync and been unrecordable back to tape or digital file.

The cable channels were selected at random and looped to make one rotation that is copied and recopied a generation at a time. Cable Vision Generations begins highly degraded, loops towards its original generation, and then continues on towards re-degeneration. As with Murphy's Print Generation, the viewer experiences memory degradation of the original generation's images and sounds, even though these were witnessed repeatedly. The ultimate victor is noise. Video noise. Audio noise. The noise of forgetting.





Cable Vision Generations from Gregory Gutenko (Doctor Video) on Vimeo.

Arundhati Roy - Desmitificando a Ghandi.

sábado, 1 de julio de 2017

Santiago López Petit - UPVEHU (Ponencia)

Cómo crear una sección sindical. CNT- AIT Granada





La CNT se opone a las elecciones sindicales y a los comités de empresa, pero, en cambio, apoya y favorece las secciones sindicales y las asambleas de trabajadores.
En este documento informamos de cómo constituir una sección sindical de CNT allá donde haga falta.
Cómo Crear una Sección Sindical de CNT

Creación de la sección sindical de CNT en la empresa
La normativa que regula las legalizaciones de los sindicatos y las secciones sindicales es la ley Orgánica de libertad sindical, la LOLS. En su titulo II, articulo 4, trata de esto. Cabe destacar que la autoridad laboral competente, en este caso la conserjería de trabajo del gobierno autónomo, es obligada a, en el plazo de diez días, dar publicidad del deposito hecho en el boletín provincial correspondiente, y los veinte días HABILES se tendrá capacidad jurídica y operativa. Aunque la LOLS hable en esto de las legalizaciones de los sindicatos no hay ninguna razón para pensar que esto mismo no valga para las secciones sindicales, máxime cuando las secciones sindicales tienen unos derechos que las empresas han de soportar, y por tanto, son ENTES JURIDICOS. Mas adelante se vera como es necesario dar conocimiento a la autoridad laboral de la constitución de las secciones sindicales.
Aunque con el Acta de Constitución es suficiente para estar legalizados, es conveniente poner unos estatutos – que bien pudieran ser los de la C.N.T. – por los cuales se va regir la sección sindical.
En una de las copias que tenéis (Documento, nº 1), sobre las secciones sindicales, hay un párrafo a tener en cuenta que es el que dice <<…en la medida en que los derechos atribuidos a la sección en la ley no dependen de ninguno de estos datos, es obvio que su control empresarial no resulta legal y constitucionalmente exigible. De ahí que se exija la comunicación de la constitución de la sección sindical por alguien apoderado del sindicato a los efectos de notificar al empresario el nacimiento de unos derechos que este debe de soportar y la comunicación de la persona que ha sido designada delegado sindical, a los mismos efectos, pero que no resulta necesario comunicar mas datos sobre los cuales el empresario no tenga que soportar ninguna carga ni gravamen, en cuanto a ejercicio de derechos>>.
Viene esto a cuento por cuanto es de suponer que encontraremos pegas por parte de las empresas ala hora de admitir las secciones sindicales de la CNT. Cuando a la empresa se le de el escrito donde se la comunica que se ha constituido la sección sindical de CNT (Documento, nº 2), hay que hacerles firmar un RECIBI; se les entrega una carta que tenemos preparada al efecto y se les comunica que como delegados sindicales tienen una garantías que vienen recogidas en el articulo 68 del estatuto de los Trabajadores (Documento nº 3) si se niegan a firmar la comunicación se les puede entregar esta delante de dos testigos; basta que estos dos testigos firmen la carta y estén presentes en el acto de entrega. Como ultimo recurso tenemos el enviar la notificación vía notarial.
Si de entrada la empresa accede a la <> de las garantías sindicales al delegado sindical, estas se han de pedir por escrito, para que conste el reconocimiento de la empresa y para que podamos darlos a conocer dentro de la confederación, y esto es muy importante, cada sección sindical nuestra es un mazazo a los comités de empresa, (el documento nº 4, es un modelo de cómo puede ser la carta de reconocimiento).
Pero si la empresa, por los motivos que sean, se niega a conceder dichas garantías entonces hay que demandarles por la vía judicial, para lo que tendremos que tener unos formularios al respecto (documento nº, 5)
Dentro del anexo, están señalados algunos aspectos importantes (documento, 1)Uno de Ellos es que no se puede pedir, por parte de la empresa, la afiliación a un sindicato, pues atenta al articulo 16 de la constitución, en el que se dice que nadie puede ser obligado a declarar sobre su afiliación sindical. Tampoco es imprescindible tener un numero determinado de afiliados para poder legalizar una sección sindical.
Lo anteriormente señalado nos da una amplitud de posibilidades inmensas. El no tener que declarar el numero de afiliados nos deja la puerta abierta a que en ciertas empresas en que se exige un numero determinado de afiliados para poder tener un delegado sindical, podamos tenerlo sin necesidad de llegar a ese tope (es el caso de la hosteleria de Vizcaya). y hablando de convenios, conviene -valga la redundancia- mirar los apartados de derechos y garantías, pues suelen mejorar los mínimos del estatuto y de la LOLS.
Hasta aquí lo que da de si la ley. Aunque hemos cifrado casi toda la argumentación en la LOLS, hay otras leyes que amparan alas secciones sindicales, aunque de una forma más diáfana. La LOLS vino a llenar un campo legal que estaba desamparado; hecha a imagen y semejanza de la UGT, no podemos olvidar que este sindicato es eso, un sindicato y que por tanto estaba diluyéndose en los comités de empresa. La LOLS reconoce casi todos los derechos del mundo a los <>, es decir, a UGT, CCOO, Y ELA. El resto no cuenta para casi nada, solo para legitimar al al estado de derecho. 
Documento nº 1
Secciones Sindicales
Normativa aplicable: Art.8.1. a) de la LOLS. Los Trabajadores afiliados a un sindicato podrán, en el
ámbito de la egresa o centro de trabajo:
Constituir secciones sindicales de conformidad con lo establecido en los Estatutos del Sindicato.
Art.8.2 de la LOLS. Sin perjuicio de lo que se establezca mediante convenio, las secciones sindicales
de los sindicatos mas representativos y de los que tengan representación en los comités de empresa
y en los órganos de representación que se establezcan en las administraciones publicas o cuenten
con delegados de personal, tendrán los siguientes derechos.
a) Con la finalidad de facilitar la difusión de aquellos avisos que puedan interesar a los afiliados al
sindicato y a los trabajadores en general, la empresa podrá a su disposición un tablón de anuncios que
deberá situarse en el centro de trabajo y en lugar donde se garantice un adecuado acceso al mismo de
los trabajadores.
A la negociación colectiva, en los términos establecidos en su legislación especifica.
A la utilización de un local adecuado en el que puedan desarrollar sus actividades en aquellas
empresas o centros de trabajo con mas de 250 trabajadores.
Art. 10.1 de la LOLS. en las empresas o, en su caso, en los centros de trabajo que ocupen mas de 250
trabajadores, cualquiera que sea la clase de su contrato, las secciones sindicales que puedan constituirse
por los trabajadores afiliados a los sindicatos con presencia en los comités de empresa o en los órganos
de representación que se establezcan en las administraciones publicas estarán representadas, a todos
los efectos, por delegados sindicales elegidos por y entre sus afiliados en la empresa o en el centro de
trabajo.
Documento nº 1ª
Acta de constitución de la sección sindical de la C.N.T.  de la empresa___________________________________
En ___________ , a ______ de ______ del 2.0___ siendo las __ , horas, se reúnen en asamblea los afiliados
a la Confederación Nacional del Trabajo C.N.T. en la  Empresa.______________________________________
de la población de _______________________________
Entre otros asuntos, los asistentes resuelven:
Primero: Constituir la sección Sindical de la C.N.T. de la  antedicha empresa.
Segunda: Designar como delegado Sindical al compañero ____________________ que representara a esta Sección Sindical a los efectos que proceden, disfrutando de las garantías establecidas en la ley 11/85 Orgánica de libertad Sindical.
Tercero: la Sección Sindical se regirá por los estatutos, resolución y acuerdos de la Confederación Nacional del Trabajo (C.N.T.), en cuanto a las relaciones externas a la empresa, u otros grupos y organizaciones dentro de ella.
Cuarto: Esta Sección Sindical esta vinculada al reto de la Confederación a través del Sindicato de ______________ con domicilio____________________________________
En ___________ a ___ de ____________ del 2.0___
Fdo.: Secretario de Actas
Fdo.: Delegado Sección Sindical
V.Bno
Fdo.: Secretario del Sindicato
D.___________________________________
C/__________________________________
DNI________________________________
Como Secretario del Sindicato

D._________________________________
C/__________________________________
DNI________________________________
Como Secretario de actas

D._________________________________
C/__________________________________
DNI________________________________
Como delegado de la sección de CNT en la empresa
Documento Nº 1 B
Modelo de carta dirigida a la oficina de registro
D. __________________________________________________
Secretario de Acción sindical de __________________________ de la Confederación Nacional del Trabajo (C.N.T.) y con domicilio a efectos de notificación en _________calle_________ me dirijo a es Organismo al Objeto de Solicitar el Registro del Acta de Constitución y Estatutos de la Sección Sindical de C.N.T. en la empresa________________________________________
Dado en ________ a ____ de _______ del 20__
Fdo. D_______________________________________________
Secretario de Acción Sindical
Documento Nº 2
Modelo de formulario sobre la comunicación a la empresa de la constitución de la sección sindical y el nombramiento del delegado sindical.
Don. _______________________________________________ secretario del sindicato de ______________________________ de la Confederación Nacional del Trabajo de,________________
Con domicilio en ___ Calle______________________________ por medio del presente escrito le comunico que en reunión celebrada con los afiliados de nuestro sindicato en su (empresa o centro de Trabajo), sito en ____________________________ se ha decidido constituir la sección sindical (de empresa o centro) de C.N.T.
Así mismo le comunico que, a efectos de dialogo o comunicación entre esta sección sindical y la empresa, se ha designado como delegado sindical de la misma a D. ___________________________, trabajador de esta empresa, que ostenta la categoría profesional de _________________ hasta que no se le comunique lo contrario. Lo que se le comunica a usted a los efectos legales oportunos.
En ________________ a ___ de __________________del 20__
Fdo_________________________
Recibí Copia
Secretario de Acción Sindical.
Documento Nº 3.
Modelo de comunicación dirigida a la empresa en reclamación de garantías sindicales.
D. __________________________________________________
Secretario del sindicato de ______________________________ de la Confederación Nacional del Trabajo (C.N.T.), con domicilio en, _________calle ______ por medio del presente escrito le comunico lo siguiente:
1º Que con fecha ___________ se constituye formalmente la sección sindical de C.N.T. de la empresa, __________________ y que se comunico su constitución, así como el nombramiento como delegado sindical de ______________________________ el día __ de ___________ del 20__
2º Que en cumplimiento de lo establecido en la Ley 11/85, de 2 de agosto, de Libertad Sindical, en su articulo10.
Al delegado sindical le corresponde una serie de garantías para ejercer su actividad sindical. Dichas garantías vienen enumeradas en el artículo 68, del Estatuto de los Trabajadores.
Por tanto, le solicito que tome las medidas oportunas para que los responsables de taller sepan a que atenerse respecto a nuestro delegado sindical D. ____________________________ , y se sirvan facilitarle la labor.
Dado en ________________, a ___ de _____________del 20__
Fdo. __________________________
Recibí copia
Secretario General
 Fuente: http://granada.cnt.es/content/c%C3%B3mo-crear-una-secci%C3%B3n-sindical
Documento: 
 Download 26.87 KB (26.87 KB)