In LSD Veritas -

Benvinguts al meu racó.


Sé tu propia luz.

miércoles, 17 de julio de 2013

Reflexiones sobre "El giro estatolátrico, repudio experencial del estado de bienestar" de Félix Rodrigo Mora






Éste es un libro interesante porque describe los mecanismos de los que se sirve el Estado para persuadir y adoctrinar al pueblo. No obstante, se abre un debate entre la industralización y los avances tecnológicos, lo que sería hoy en dia la era tecnotrónica y su función dentro de la sociedad en general. y las máquinas como herramienta de manipulación a gran escala por una minoría- multinacionales - y el Capital - la gran banca-, como actores principales junto con el Estado para dirigir el curso de la humanidad y por oposición la forma de vida rural en comunidades locales en la que se ha vivido hasta hace poco tiempo en muchos pueblos por ejemplo del Estado español.
Quería remarcar y destacar  la diferencia que hace Félix  entre lo público y lo estatal a la que hace mención el libro para una mayor comprensión de qué es realmente el Estado, entre otras cuestiones que plantea con gran acierto.
El engaño al que ha sido sometido la sociedad en general ha sido elaborado por la inmensa mayoría de los políticios desde la transición junto con el capital, proponiendo como fórmula la modernización y el progreso de un país en "vías de desarrollo" según llos especialistas -principalmente en base al consumo y al crédito, endeudamiento- que necesitaba un cambio drástico en su estructura para incorporarse a la comunidad europea y poder competir con las otras potencias económicas del mundo.

En el Estado español no hubo conquista alguna de los derechos laborales por parte de los trabajadores si nos ceñimos a después de la guerra civil, esto es una evidencia si observamos como durante los 40 años de dictadura militar los sindicatos formaban parte del régimen de Franco y sus secuaces.
Las únicas conquistas realizadas por parte de los trabajadores se las debemos mayormente a sindicatos como la CNT - antes de la guerra civil -, pero no podemos decir lo mismo si nos referimos a la UGT Y CCOO después de la dictadura - éstos subvencionados por el Estado sólo se han limitado a prolongar lo que ya se había ensayado en el pasado y con poca efectividad, los sindicatos a día de hoy son un apendice del Estado capitalista que sirve mayoritariamente a sus fines y a los intereses particulares de sus afliliados, y no a la totalidad de los trabajadores.
La lucha del movimiento obrero debería ser una lucha por la auto-gestión y organización de la producción y la economía y no como intermediario desde el Estado, esto debrería ser una evidencia que cae por su propio peso si los trabajadores dejaran de depender del Estado.
Por otra parte , el movimiento obrero -practicamente muerto a día de hoy-, debería orientar su lucha desde la perpesctiva del anarquismo antiestatal y no desde el estatal, sino quiere acabar siendo un zombi asimilado por el sistema.
El mal llamado "estado de bienestar" es un su última fase un modelo económico capitalista exportado desde los EEUU, basado fundamentalmente en el crédito y el enduadamiento a largo plazo, causa principal de la crisis en el Estado español y en el resto del mundo.
¿Cómo se pretende acabar con el sistema "democrático" capitalista y también socialista estatal si ha sido asimilado por la sociedad durante toda la historia de la humanidad?
De ningún modo el estado "democrático" podrá eliminar el capitalismo, si éste es la finalidad del mismo con lo cual se deduce que el Estado no tendria razón de ser sin el capitalismo como base de gestión económica de la sociedad.